Pasajes de entrevista para pensar

Van unos pasajes de la entrevista en Venezuela a músicos de Buena Fe y de King Chingó. Para reflexionar mucho:
"Para Rojas, el artista debe crear lo que siente y no debe autocensurarse.
“Lo primero que tiene que hacer un creador o un artista es ser consecuente con su tiempo y su momento”, dijo Israel. “Decía Martí que criticar es amar, y yo tenía una profesora en la universidad que decía que nadie puede amar lo desconocido. Sólo se puede amar lo que se conoce o se pretende conocer. Por consecuencia, nuestro trabajo siempre ha estado alimentado de nuestro contexto. ¿Cantando loas? En eso la verdad no hemos sido muy buenos cultores de las loas. Dicen que en lo más bajo todo el mundo sabe caminar, el problema es lo más arriba”, comentó.
“Nosotros hemos tratado de hacer una canción que, aunque sea crítica, corra sus propios riesgos y ande con el alma en cuero. Dice Silvio (Rodríguez) en una canción (Yo digo que las estrellas), que ‘yo digo que no hay talante más claro que el ir desnudo, porque cuando se tiene escudo, luego se quieren los guantes’. Nosotros hemos pretendido ir a camisa quitada; amando y queriendo desde la pertenencia. Pero también criticando, arrojando luz a aquello que pueda ser oscuro”.
-¿Eso les hace ser menos revolucionarios que otros? -preguntó Borges.
-Yo creo que muy por el contrario. Nuestro compromiso de izquierda es un compromiso desde la verdadera pertenencia. Uno hace muy mal en que la gente te ame como tú no eres. Cuando la gente va a Cuba pensando en café, tabaco y ron, va buscando una Cuba que es y que ya no es. Cuando la gente va pensando solamente en dictadura, presos políticos, desgracias y disidencia, están buscando la Cuba que no es. Cuando la gente va a Cuba buscando la boína, la rebeldía de la Sierra Maestra, están buscando una Cuba que fue y que ya no necesariamente es.
Para Rojas, “Cuba es la Cuba que es hoy, la que verdaderamente está latiendo su compás. Cuba es la Serie Nacional de Beisbol, Cuba esla gente que se enamora en el malecón, Cuba es la baja incidencia de drogas, Cuba es la baja incidencia de violencia social, Cuba es la tranquilidad ciudadana, Cuba es el 5 de septiembre, que empieza el curso escolar pa’ todos los chamaquitos, tengan o no dinero. Cuba es los hospitales gratuitos… pero también es nuestros espejismos, nuestras insuficiencias, nuestras carencias, coño, nuestra ceguera, nuestro apagón digital. Algunas carencias las tenemos porque nos ha obligado el bloqueo, y otras, dice Silvio (…) que Cuba ha sido lo que ha querido y lo que ha podido: Cuba es lo que ha querido ser, y lo que nos ha dejado ser, y nosotros intentamos cantar eso”.
-Pero, ¿cuál es el momento de la crítica? -pregunta Randolph-. Porque hay ciertos momentos en los que te dicen: ‘ya va, este no es el momento político para eso’?
-Yo pienso que un artista no es un político -responde Israel-. Todo el mundo es un animal político (…) un artista no es exactamente un político, no vives de la política sino de intentar tejer verdad, bondad y belleza, por lo cual ese concepto de oportunidad o inoportunidad no es tan para ti. Ese es un concepto tal vez para los difusores, pero no para ti; si una canción no es conveniente, ¡que la radio no la pase! Que la gente la vaya a oír a los conciertos.
-Si el artista lo siente, tiene que crearlo -dijeron Israel y Blanquito Man, casi en coro-. Tú estás obligado a crear. Si es oportuno o no, que lo decidan otros.
BlanquitoMan rió y aplaudió. Israel continuó:
-Pero tú estás obligado a crear, esa es tu obligación. Puede uno caer en el otro extremo, que cuando alguien te dice que la canción no es tan oportuna, salen artistas que se ponen bravos, se ponen a llorar, dicen que la reflexión, la censura… ¡es otro extremo de otra estupidez! Usted está para crear. ¡Desangrarse creando! Y si hoy no te pasan esa canción, ¡tranquilo, no pasa nada! Va a haber un momento en el que la vida va a dar una cuenta y tu canción va a iluminarse.
Continuó Israel Rojas con su explicación: “Es como que le digas a un agricultor que hoy no coseches mangos, porque no es el momento. ¡Oye, si al tipo le sale de su corazón cosechar mangos, que lo coseche! Lo importante es que dé buenos mangos. Un artista debe hacer eso: ser consecuente con su realidad, con lo que siente. Uno hace más que crear y poner (sus creaciones) a disposición de la gente para que ellos lo utilicen en función de su espiritualidad. Si te empiezas tú a limitar, yo creo que eso no es revolucionario”.
-La autocensura, ¿no es revolucionaria? -preguntó Borges.
-No. No es revolucionaria.
Dijo Blanquito Man. “En Latinoamérica está el futuro de la cultura, me refiero a talentos e idea. Yo pienso que Estados Unidos y Europa ya se comieron todas las ideas que tenían. Me quiero concentrar en Latinoamérica. Necesitamos una Latinomérica unida hoy más que nunca”.

Extraídos de la entrevista publicada en Cubadebate.Entrevista: José Angel Lanz (Radar 96) y Randolph Borges (La Ventana) Texto y fotografías: Luigino Bracci Roa Por: Albaciudad.org

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

top